viernes, diciembre 10, 2004

La polla

Tengo los nervios pelados.No por nada en especial.Por todo un poco.Pero llevan así mucho tiempo.Esta mañana se me ha pasado por la cabeza la idea de que una de las razones de tenerlos así,una de tantas,pueda ser cierta profesora de instituto.Han pasado muchos años desde entonces,y sí es cierto que me los peló bastante.A mí y a todo el mundo,supongo.Pero no sé cómo afectaba a los demás,sólo lo mucho que a mí,personalmente,me incomodaba.Una persona desagradable como pocas.A veces me cruzo con ella por la calle.Creo que si le enseñase la polla,me quedaría a gusto.A ver cómo le sentaba.Con hacer eso bastaría porque cualquier otra cosa sería innecesaria.Por tocar los cojones.La mujer no es culpable de todo,aunque sin duda contribuyó enormemente a mi desquiciamiento.No era precisamente un placer tener que soportarla cada mañana.Y encima olía mal.Olía mal y destilaba odio por todo,una actitud absurda.Enseñarle la polla,sí.Quizá lo haga.Quién sabe.

4 comentarios:

Blogger Aresia ha dicho...

Uff, lo tuyo debió ser peor que mi época de instituto. Me gustaría verle la cara si le haces eso, jajaja :-p

7:19 p. m.  
Blogger La-Ruina-de-la-Familia ha dicho...

Pues con las ganas me quedo cada vez que la veo.

7:36 p. m.  
Blogger luna ha dicho...

..no te quedarias enamorado de ella?......digo...una mera hipotesis....
Lunaaaaa.blogia.com

2:05 p. m.  
Blogger La-Ruina-de-la-Familia ha dicho...

Sí,enamoradísimo.

Un saludo.

7:32 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal