sábado, noviembre 03, 2012

Ahora mismo me resulta casi imposible hablar de Holy Motors

Pero sí puedo afirmar algo: Leos Carax tiene unos huevos enormes. Gigantescos, como los de aquel bruto mecánico que tragaba arena en Transformers 2. Y creo que eso está bastante bien.

Etiquetas: , , , ,

1 comentarios:

Anonymous elquepregunta ha dicho...

Puedo entender lo de los huevos, pero te parece una buena peli?

3:05 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal