jueves, mayo 16, 2013

Murphy, ¿eres tú?

Según parece, todo comenzó en febrero de 2011, cuando al alcalde de Detroit no se le ocurrió nada mejor que solicitar a la ciudadanía que aportara sugerencias para darle color a su querida urbe. Fue entonces cuando a alguien se le pasó por la cabeza que Motor City podría ser un lugar mejor, y quién sabe si más seguro, con la presencia de una estatua homenaje a RoboCop, el mítico protagonista de la masterpiece homónima dirigida por Paul Verhoeven.
No pasó mucho tiempo hasta que la ocurrencia, desestimada por el consistorio, desembocó en un crowdfunding loco que, gracias al apoyo de 2718 entusiasmados mecenas, permitió reunir el dinero necesario (67.436 dólares) para que, finalmente, Murphy vuelva a vigilar las calles de la metrópoli estadounidense. Poco más de un par de años después, la versión estatuizada del célebre cyborg, de unos tres metros de altura, está casi terminada. ¿Por qué estas cosas sólo suceden en USA? Lo ignoro, pero que Dios bendiga América.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal