viernes, junio 24, 2005

Ha vuelto para quedarse

Jugando a los coches de choque

A 66 años de su concepción el emblemático personaje creado por Bob Kane sigue funcionando, y de qué modo. La demostración irrefutable de esta afirmación la tenemos en la nueva aventura del Hombre Murciélago, Batman Begins, de Christopher Nolan, que no es como algunos piensan una secuela más, ni una precuela, sino la primera entrega de una nueva franquicia del personaje; una apuesta acertada, plenamente satisfactoria y que revitaliza con éxito al tenebroso héroe en un momento cinematográfico en que los enmascarados reinan en la taquilla con desigual suerte y conviviendo en una competencia feroz.
La apuesta de Nolan por ignorar las anteriores entregas y empezar de cero da resultados óptimos en una aventura con personajes de carne y hueso, motivaciones y dramas humanos. Esta visión naturalista no es ajena a un espléndido diseño de producción que apuesta por una metrópolis tan ostentosa como tocada y perfectamente reconocible, evitando el distanciamiento que los fastuosos decorados de las anteriores producciones establecían con el espectador. Ahora el enfoque es rigurosamente realista, lejos del barroquismo recargado de los films de Burton y del camp irritante de los firmados por Joel Schumacher, estimable profesional que no acertó con estos trabajos y a quien me hubiese apresurado en secuestrar personalmente de haber sabido que facturaría dos de los mayores insultos al buen gusto de toda la historia del cine, desvirtuando al personaje y hundiendo en la ignominia una serie bien encaminada en sus dos primeras entregas. Así las cosas, deberíamos celebrar la valiosa aportación de Christopher Nolan a un personaje que necesitaba este cambio, sumergiéndose en los orígenes del personaje para ofrecernos la génesis del héroe. Nolan, quien ha jugado las cartas de la filigrana narrativa (la magistral Memento), y el remake de lujo, casi autoral (Insomnia), nos sorprende en esta ocasión con un modélico film de aventuras con cuerpo de superproducción destinada al consumo masivo del gran público, demostrando estar particularmente dotado para filmar lo que sea, algo al alcance de no todo el mundo.
Bruce Wayne luce para la ocasión la mejor de sus reencarnaciones hasta la fecha, beneficiándose del palmito de Christian Bale, increíblemente recuperado de su anterior y sorprendente transformación como Trevor Reznick en El Maquinista. Bale, probablemente uno de los actores más sorprendentes y poderosos de su generación, talentoso y de una inquietud artística que le lleva, casi de un modo kamikaze, a explorar personajes al límite, es una elección perfecta para un personaje representado aquí con absoluta fidelidad a su mitología. Wayne, perseguido por el sentimiento de culpabilidad que la muerte de sus padres ligo a él de por vida, sigue siendo el dundee comprometido con su ciudad que se disfraza de bicho por las noches, sin dejar de lado su faceta de playboy ocioso, por momentos un seductor casi bondiano.

Drácula, amigo de Batman

Dividida en dos segmentos perfectamente definidos, a la manera de tantos clásicos que todos podríamos enumerar de carrerilla y sin pensar, asistimos en el primer bloque de la historia a toda una aventura por tierras orientales inscrita en la tradición más clásica del cine de aventuras en la que el protagonista busca respuestas existenciales, pasando por la necesidad del hurto para sobrevivir y por prisiones tan tercermundistas como mortales donde luchar por su vida será el pan de cada día. Henry Duckard, (Liam Neeson), con una ética dudosa en lo tocante a combatir el crimen y mano derecha de Ra´s Al Ghul, villano oriental con planes para Gotham a cargo de Ken Watanabe , le rescatará de su cautiverio para hacer de él su alumno aventajado, mostrándole la vía para fundirse con sus temores y así convertirse en un guerrero en toda su dimensión épica. Tras esto que nadie nos había contado antes - que puede o no gustar, y ya sabemos la opinión al respecto de los puristas del cómic-, la película se centra en el regreso del joven Wayne a su desmejorada ciudad natal, donde tras ver el panorama tomará la decisión de impartir justicia y convertirse en símbolo que infunda temor, rescatando la ciudad de manos del crimen y, ya como todopoderoso heredero de la fortuna Wayne, la empresa paterna de los tiburones financieros. En su cruzada por recuperar Gotham de un estadio de corrupción casi terminal, Wayne contará con el apoyo logístico de su inseparable mayordomo Alfred (Michael Caine) y de Lucius Fox (divertido Morgan Freeman), quien desde los sótanos de la Wayne Enterprise pone a su servicio todo un envidiable equipo para su cruzada, siendo la estrella de los inventos de que dispone ese batmóvil malabarista, deliciosa brutalidad automovilística capaz de saltar por las azoteas de la ciudad –algo que no nos enseñaron en la autoescuela- y que por una vez se aleja de la línea transilvana a la que los diseñadores de producción de las anteriores cintas nos acostumbraron. No hay que olvidarse del insobornable comisario Gordon, aquí aún teniente, el último agente honrado de una comisaría abonada a la corrupción e inestimable brazo legal del hombre murciélago al que presta toda su grandeza Gary Oldman, un clásico a quien Hollywood, en una inusual demostración de inteligencia, ha recuperado en los últimos tiempos para sus grandes producciones. Como en toda bat-aventura que se precie, no faltan la belleza en apuros (Katie Holmes), ni el necesario y desmadrado villano- y no es el único- que rompa la aburrida tranquilidad, el Dr.Crane (Cillian Murphy), aka El Espantapájaros, director del mítico Arkham Asylum que pondrá en apuros al murciélago y sumirá a Gotham literalmente en el terror absoluto, regalándonos con esta maldad uno de los momentos álgidos y más inspirados del film. No olvido que de todo esto es responsable directo David S. Goyer, guionista estrella que con un guión repleto de hallazgos para la película demuestra que se gana el sueldo a pulso. No puede decirse lo mismo de su oficio como director (Blade: Trinity), aunque, quién sabe, quizá con el tiempo nos sorprenda.

El Espantapájaros

En plena e interminable fiebre de producciones inspiradas en héroes de la viñeta esta nueva revisitación de las aventuras del hombre murciélago logra desmarcarse del erial de adaptaciones mediocres cumpliendo con las expectativas y descubriéndose como una de las sorpresas no ya de la época estival, sino del año. Poco queda, salvo el recuerdo nostálgico del que hoy es un clásico desgastado por el tiempo, de aquella primera película que dio pie a la batmanía y con la que Jack Nicholson –la auténtica estrella de aquel espectáculo y encabezando los créditos- hizo el negocio de su vida en una jugada económica sin precedentes que multiplicó su ya de por sí enorme cuenta, al punto de que a día de hoy las cifras reales, tan inexactas como astronómicas, continúan variando según la fuente.

19 comentarios:

Blogger Anunska ha dicho...

bieeeeeeen!!! por fín, como nos has hecho sufrir, jejeje! Tío, ahora si que tengo ganas de verla... Por cierto, ¡¿cómo aviso a pintor de que ya has escrito sobre Batman!?

Club de fans de Ruina, ¡ya!

10:12 a. m.  
Blogger Henrique ha dicho...

Mal Ruina, mal.
Te has dejado llevar por los colores, los nombres, y los efectos especiales chisporroteantes. Yo buscaba un drama humano sobre la identidad ylos fantasmas del pasado y me encuentro con una peli que, argumentalmente, no está tan lejos de los bodrios de Schumacher.

Aqui no hay historia, el montaje a base de flashbacks está muy cogido por los pelos, Katie Holmes merece que se legalice la pena de muerte para las malas actrices, Gordon no sale mas que para poner cara de tonto... fatal.

10:32 a. m.  
Blogger Mycroft ha dicho...

Ni bien ni mal
Xumaquer es el anticristo, de eso estoy convencido...esto del beggins mejora sus pelis, pero eso no era dificil...
A mi burton me carga, aunque reconozco su aportación...
En muchos sentidos esta es solo una peli de acción, pero seamos sinceros, los productores no te dan sus miles de cuartos para ver a Bale teniendo pesadillas y volviendose un atormentado y desequilibrado justiciero...Quieren pirotecnia, un producto para vender...
Es triste pero Nolan estaba atado antes de empezar...teniendo en cuenta eso, a mi la peli no me desagrada...Esos guiños al Batman año uno...pero tambien hecho en falta más momentos para
Gordon...Oldman esta desaprovechado

10:57 a. m.  
Blogger La Magdalena ha dicho...

Caine como Alfred es uno de los castings mejor clavados que he visto últimamente.
Tanto como Jack N. para Joker.
Ah... ya no hay hombres como estos.

12:21 p. m.  
Blogger que guai es todo ha dicho...

Estoy de acuerdo con beat herique, la puta de kate holmes no podria interpretar ni el personaje de un videojuego, es mala, es tonta y tiene doce años. lo mejor de este Batman es su primera hora y 20 minutos. el final es demasiado tipico y estrepitoso.

1:46 p. m.  
Anonymous exo ha dicho...

señorita anunska
la presidenta delclub de fans de ruina soy yo

1:49 p. m.  
Blogger Anunska ha dicho...

ok, pues dime dónde me saco el carnet YA. jejejejeje

Abogo por la muerte la Holmes, y ya que nos ponemos, ¿que tal la de Cruise?

1:55 p. m.  
Blogger Jackal ha dicho...

Muy buena crítica. la meli me ha encantado y lo pero de la peli es katie holmes y ken watanabe como ras al gul. Un personaje muy desaprovechado. Pero en resumen un 9,5/10.

4:03 p. m.  
Blogger La-Ruina-de-la-Familia ha dicho...

No, no...Veamos...
No me dejo llevar por nombres ni colores. Una peli puede gustarme o no, pero no me dejo sorprender fácilmente. Esta me ha gustado mucho, sin más secretos. Considero que es un buen producto,dinámico, con pulso. Es un entretenimiento puro y duro, pero de eso se trata cuando concibes una superproducción.
Y exo, yo soy su fan número uno, ¿sabe?

5:47 p. m.  
Blogger Henrique ha dicho...

Vale, aceptamos barco como animal acuatico, pero rueda de una vez la precuela de Enmanuelle.

6:45 p. m.  
Anonymous Noel ha dicho...

Quieren poner a Sean Penn de Joker en la secuela.

Esperos que al final entren en razón.

7:46 p. m.  
Blogger El inadaptado ha dicho...

Considerando las adaptaciones que hemos visto ultimamente, deberiamos hincarnos de rodillas y dar gracias al Nolan por hacer un producto realmente decente, creible y sin excesivas cagadas sobre un comic (descontando la Holmes y las mareantes y muy mal hechas escenas de acción cámara en mano).

Ya tendremos tiempo de llorar con Ghost Rider...

7:49 p. m.  
Blogger La-Ruina-de-la-Familia ha dicho...

Lloraremos con tantas adaptaciones...

9:04 a. m.  
Anonymous pintor ha dicho...

Yastoy aquí Anunska, jeje.
El problema es que su crítica llega cuando ya estamos saturados, pero por la extensión del post veo que realmente le ha gustado mucho. Yo la verdad es que ando chungo de pelas y dudo que la vea ahora, me están puteando con las becas.
Y Beat, sospecho que ud. entró en una frutería buscando pescado.

12:16 p. m.  
Blogger Teniente Colombo ha dicho...

Enhorabuena por el blog.
Me ha parecido muy entretenido e intersante.
Seguiré leyéndote.

2:53 a. m.  
Anonymous Pelysee-Laura ha dicho...

Félix vuelveee q no nos vale con un sms q ponga "jijiji", queremos detalles y los queremos yaaaaa.

3:48 a. m.  
Blogger La-Ruina-de-la-Familia ha dicho...

El "jijiji" lo escribió PEQUEO, el pequeño hombre de las nieves de Saturno. Yo estaba demasiado out para escribir nada. Tuve que ver a tantas actrices en tan poco tiempo que el agotamiento me venció de pronto...
¿Detalles?
¿Detalles sobre la precuela de Emmanuelle?
No, no...Los detalles se quedan conmigo,¡jajaja!!!

10:32 a. m.  
Anonymous El_AuStRaLiAnO ha dicho...

Suerte en lo de hoy, Ruina.

10:35 a. m.  
Blogger Mara Jade ha dicho...

En fin Serafín... me recomiendas que vaya a ver la peli o no? Es que me ha empalagao el hecho de que salga la novia del Enano Cruise...

Si tú me dices que la puedo ir a ver sin que me dé un ataque de asco... iré.

Un besote

1:30 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal