miércoles, agosto 13, 2008

Daikiris

Finalmente he tomado la decisión de no prestarle demasiada atención al cine patrio durante un tiempo. Viendo lo escasamente productivo que es para mi cordura mental seguir deglutiendo según qué títulos, mejor pintarse las uñas y tomar daikiris mientras me bronceo. En su lugar, y para suplir la falta de veneno cinematográfico, invertiré mi dinero en seguir disfrutando del casi siempre saludable cine yankee.
Si por el camino sale al paso algún título autóctono que realmente valga la pena, se hará un esfuerzo con tal de ver qué se cuece por aquí. Siempre con exquisita prudencia, por supuesto.

1 comentarios:

OpenID drzito ha dicho...

Perfecto. Pero siga hablando de lo que sea que vea!

9:41 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal