miércoles, mayo 07, 2014

Vader es la justicia

Nunca me ha interesado demasiado el universo expandido de STAR WARS, pero en ocasiones me relajo, aparco mis ideas de fan inflexible e intento disfrutar de historias como la que propone Darth Vader y el noveno asesino, miniserie de la Dark Horse que aquí ha publicado Planeta DeAgostini Cómics en un volumen único. Admito que he concluido la lectura con la sensación sincera de no haberme aburrido, aunque tampoco se me escapa que nada de lo que he leído es novedoso o ha logrado sorprenderme, y eso sólo me lleva a una conclusión: parece que como lector he rebajado peligrosamente mis niveles de exigencia. ¿Es eso malo? No lo creo.
En Darth Vader y el noveno asesino, Tim Siedell, guionista de todo esto, no duda en situar al icónico Sith en el centro de un intento de venganza que sirve para arrancar una historia que no tarda en convertirse en otra cosa. Uno puede pensar que  tras las primeras páginas verá a Vader enfrentarse a las consecuencias de su labor como fiel e implacable esbirro imperial, y no: la oportunidad se desaprovecha, y en su lugar Siedell nos sirve un relato menos ambicioso, aunque, eso sí, indiscutiblemente válido como pasatiempo. También hay que señalar que este trabajo está construido sobre materiales que ya hemos consumido en no pocas ocasiones; de hecho, y sin ánimo de destripar nada, Siedell, en un espacio de apenas un par de páginas, exhibe una habilidad sin igual al engarzar un momento calcado de El retorno del Jedi con otro que se inspira demasiado en un episodio de The Clone Wars, la sensacional serie animada con la que Genndy Tartakovsky demostró que no todo estaba perdido en el universo STAR WARS. Así que, siendo justos, no podemos decir que este cómic cuente con la virtud de originalidad. Otra cosa es que Siedell haya logrado entretenernos con una historia que, como tantas hoy en día, ha sacado adelante a base de tomar préstamos de aquí y allá. El problema surge cuando el fan con memoria los reconoce.
El apartado gráfico es obra de Stephen Thompson e Iván Fernández, quienes cumplen correctamente con su trabajo a pesar de que el lector pueda encontrarse con alguna viñeta invadida por la pereza. Pero Darth Vader, aunque no acabemos de creérnoslo del todo protagonizando este lío, luce como se merece: majestuoso y muy elegante. Lástima que en algún momento le quiten el casco para recordarnos las precuelas cinematográficas.

Etiquetas: , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal