miércoles, noviembre 03, 2004

Exorcismos de medio pelo

Esta noche he visto El Exorcista:El comienzo.La influencia del Maligno se ha manifestado mucho antes de dirigirme al cine;tres veces,tres nada menos,he tenido que cambiarme de pantalones hasta dar con el apropiado que me permitiera salir de casa. Esta nueva entrega de la serie El Exorcista se nos presenta a modo de precuela.Quienes esperen encontrar un festival de cabezas giratorias,vómitos,levitaciones y demás sensaciones fuertes,mejor no pasen por taquilla (ahora que lo pienso,¿quién hace eso hoy día?);ésta no es su película.Aquí se nos explica una historia tan distinta al original y sus secuelas que podría haber dado pie a una cinta de aventuras.Un padre Merrin,traumatizado por una experiencia nazi que le hizo perder la fe,es contratado para que viaje a la Kenia más remota,donde deberá visitar una iglesia bizantina enterrada muchísimo antes de que el catolicismo apareciese en la región,ubicada donde supuestamente,siglos atrás,tuvo lugar una batalla de tintes apocalípticos.En su interior se encuentra una codiciada reliquia con la que debe hacerse.A partir de esta interesante premisa,Renny Harlin se las pinta para poner en pie una película en la que no falten los elementos que supuestamente conforman una cinta de terror,esto es,toda clase de efectismos trasnochados,no sólo logrando no inquietarnos un ápice de sus pretensiones,sino dejándonos ese sabor de boca que nos hace lamentarnos,cinco minutos a la salida del cine,no más, por la película que podría haber sido y no es.De poco sirve plagar el filme de iconografía religiosa, convenientemente profanada para la ocasión, o tener a un Merrin tan solvente como resulta Stellan Skarsgard,si luego se inclina la balanza a favor de la decepción gracias a perlas como esas hienas digitales,indignas de una producción de 50 millones de $,una lamentable tormenta de arena al estilo La Momia,menos espectacular y peor hecha,o el ¿esperado? y mal resuelto enfrentamiento final entre El Bien y El Mal,que se revela aquí como un torpe émulo de aquel exorcismo original que desde los 70,y durante décadas posteriores,ha hecho encogerse a espectadores de todo el mundo.Con todo,El Exorcista:El Comienzo se deja ver,poco más.Tamara da más miedo.

2 comentarios:

Blogger malaputa ha dicho...

"Quienes esperen encontrar un festival de cabezas giratorias,vómitos,levitaciones y demás sensaciones fuertes,mejor no pasen por taquilla (ahora que lo pienso,¿quién hace eso hoy día?)"
Te lo digo yo: el PP cuando alguien les lleva la contraria o pierden las elecciones, son tan democráticos que no aceptan que la gente vote a otro...

6:36 a. m.  
Blogger La-Ruina-de-la-Familia ha dicho...

Je,je...Bueno,me refería a que la gente pasa mucho de ir al cine,prefieren bajárselas de internet y verlas en casa.El PP da mucho miedo,pero a mí me da miedo cualquier fuerza política,la que hay ahora también.

1:58 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal