domingo, septiembre 20, 2009

Entrevista: Inés Matute (2ª parte)

Recuerdo que en la presentación de Focus comentaste que eres una escritora lenta, que te lo tomas con calma a la hora de escribir. Leyéndote, es evidente que mimas mucho tus trabajos. ¿Hasta qué punto elaboras tus textos?
Hasta que estoy satisfecha de cada frase. A menudo hago varias tentativas antes de concretar lo que me gustaría decir y el modo de hacerlo. Exploro. Hago un “compost” fértil sobre el cual luego planto una semilla. Admito que mi lobo feroz son los adjetivos: tiendo a poner demasiados, y esto es un error. Si el sustantivo es el adecuado, no necesita adornos. Cuando repaso un texto, lo primero que suprimo son los adjetivos sobrantes. Suelo trabajar con un diccionario de sinónimos a mano, es una herramienta fundamental.
Eso me suena a escritora disciplinada. ¿También tienes un horario para escribir?
Me obligo a escribir todos los días, me apetezca o no. Como dijo Picasso, que la inspiración me pille trabajando… Así las cosas, unos días me siento terriblemente creativa, y avanzo mucho en la trama argumental, y en otros momentos me limito a pulir lo que ya he escrito.
Ahora mismo me apetece ponerte en un pequeño aprieto. Si tuvieses que quedarte con un cuento de Focus, sería… Bueno, te dejo que elijas un par.
No tengo ningún problema en responderte: “Rojo y picante” es una historia que me conmueve especialmente. La aventura de una anciana incontinente que se escapa a Londres a buscar una ventana, las cuatro paredes que atesoran los mejores recuerdos eróticos de su juventud, me parece fantástica. Su larguísimo monólogo, su malicia y su desinhibición, lo sorprendente de su discurso.... ¡Me encanta! También me gusta mucho “Impar en Lannemezan”, que es la historia de una solterona adicta al fisgoneo cibernético que acude a citas disparatadas con agentes inmobiliarios y... bueno, tampoco vamos a contarlo todo, ¿verdad? Dejemos que los lectores descubran las más secretas fantasías de mis personajes.
“Impar en Lannemezan” es mi favorito. ¿Eres lectora habitual de cuentos? ¿Qué autores te gustan?
Tras una sobredosis de poesía y ensayo, a día de hoy soy, principalmente, lectora de novela y relato breve. Empecé a leer cuentos siendo muy joven. Mis primeras lecturas fueron Borges y Cortázar, dos de los grandes. Luego pasé a Benedetti, Clarice Lispector, Alejo Carpentier y Silvina Ocampo, que dejaron clara, definitivamente, mi pasión por los escritores sudamericanos. De Silvina es el relato- una niña que se prepara para la primera comunión, un hombre oscuro, una mirilla- que me hubiera gustado escribir e incluir en “Focus”. Recientemente, y aconsejada por el escritor José Morella, he descubierto a Walsh, a John Cheever, a Cristina Grande y a Ángela Carter. Fue él quien me habló de Pàmies antes de que los suplementos culturales comenzasen a ensalzarle. Por último, no puedo dejar de mencionar al mexicano Dante Medina. Su libro “Te ve, mi amor, TV” me parece una joya. Dante es un geniecillo loco que cocina historias divertidas con un lenguaje inimitable.

Etiquetas:

4 comentarios:

Anonymous El_ansia ha dicho...

Esta señora se toma la literatura muy en serio, no?

8:16 p. m.  
Blogger La-Ruina ha dicho...

Claro, hombre. La literatura no merece menos.

5:16 a. m.  
Blogger Dante Medina ha dicho...

Me inclino como caballero de Jilotlá de los Dolores ante Inés Matute, por la flor que le ha puesto a mi sombrero.
Gracias,colega.

Dante Medina

3:34 a. m.  
Blogger Dante Medina ha dicho...

Me inclino como caballero de Jilotlán de los Dolores ante Inés Matute, y le pongo a mi sombrero la flor que me ha lanzado.

Dante Medina

3:35 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal