sábado, mayo 09, 2009

Al

No quiero mancharme las manos de sangre con una película de Almodóvar, pero mucho me temo que el sobrevalorado talento del director poco puede aportar ya a una filmografía que, digámoslo claro, suma ya unos cuantos altibajos. Por decirlo de algún modo, resulta sencillo alinear su último trabajo entre los títulos más soporíferos de su carrera. El imposible golpe de estado que se sacó de la manga hace unos años era infinitamente más interesante que Los Abrazos Rotos. También más divertido.

3 comentarios:

Blogger porlacara ha dicho...

A mí siempre me ha parecido que Almodovar estaba muy sobrevalorado. Como no me gustan sus películas ya no me molesto en seguirle la pista, por mucho Oscar que tenga...

11:34 a. m.  
Blogger Toni Nievas ha dicho...

Y tu enga con el puto golpe de estado y tu puto Los Santos, si es que en el fondo quieres ser un pepero. Arderas en el infierno.

8:22 p. m.  
Anonymous Tiramisú ha dicho...

¿Y por qué nadie habla nunca de la intolerable tensión que hay entre el infinito envanecimiento de Almodóvar y su aspecto repugnante de cerdito humano?

11:15 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal