domingo, noviembre 15, 2009

1941

1941 es un film de Spielberg que me entusiasma. Incluso ahora, tantos años después, la incomprendida comedia bélica de Steve sigue siendo una película claramente delirante, desmadrada y anormal. Resulta poco menos que insultante que 1941 no sea uno de los títulos mejor considerados de la filmografía de Spielberg, cuando ha sido siempre claramente superior a algunos de sus posteriores trabajos. En cualquier caso, echando un vistazo retrospectivo a la trayectoria cinematográfica del judío, 1941 puede apreciarse como lo que en realidad es: la rareza oficial de la carrera de un cineasta que, pese a su indiscutible y enorme talento, parece empeñado en aburrirnos con proyectos cada vez menos interesantes. Confieso que echo de menos al Spielberg de los viejos tiempos, aquel director realmente inspirado que no perdía el tiempo con remakes innecesarios.
A mediados del pasado mes de octubre aparecía en nuestro país a la venta el dvd de 1941. Se trata de una edición especial de dos discos que nos ofrece el montaje exhibido en salas, amén de unos cuantos extras de mayor o menor interés que, por cierto, aparecen pésimamente publicitados en la contracaratula del estuche de la película; eso pensando sin malicia, claro está. Por si hay indecisos de cara a una posible compra, y sobre todo para que nadie se lleve sorpresas al chequear el disco de extras, paso a exponer a continuación lo que realmente podéis encontrar entre los contenidos de este lanzamiento:
- La película cuenta con un excelente remasterizado e incluye mejora anamórfica. Se ve acojonantemente bien. Un buen trabajo.
Extras:
-Así se hizo 1941: es, de lejos, lo mejor del disco de extras: un excelente, extenso documental que hará las delicias de todo fan de Spielberg que se precie.
-Escenas inéditas: menos de nueve minutos de metraje ¡en absoluto restaurado!
-Fotografías de producción: pues eso, y por un tubo.
-Gala benéfica de 1941: cómic fotográfico de la película con fines publicitarios.
-La comercialización de 1941: caricaturas de los personajes de la película, artwork, afiches, lobbycards, etc... Todo eso.
-Las críticas: son de la época y hay unas cuantas, pero se trata de un extra inútil si no estás mínimamente familiarizado con la lengua de Lady Di. ¡Sin subtitular!
-Tres tráilers cinematográficos de la época: el primero, con Belushi, es impagable. Después tenemos un teaser y un tráiler de los de toda la vida.
Resumiendo, una edición especial que, sin ser extraordinaria, puede comprarse sin miedo. La calidad de la película y el excelente documental justifican el gasto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal