domingo, febrero 10, 2019

Monstruo incombustible

 Poco me importa su edad, 60 años muy bien llevados, o lo despeinada que aparezca en pantalla, porque Jamie Lee Curtis, mucho más que una final girl, sigue dejándome obnubilado. Ella es lo más destacable de Halloween (2018), de David Gordon Green, continuación directa y retconeadora del clásico de John Carpenter que ha recaudado más de 253 millones de dólares en todo el mundo (recordemos que costó sólo 10). Tras este éxito ya se fragua la inevitable secuela, y me pregunto qué se les ocurrirá a los guionistas para proseguir los sucesos del último film.
 Por otro lado, sigue en pie la idea de adaptar el universo Halloween a la televisión. Hasta donde se sabe, el proyecto, que ha ido y venido, comenzó a gestarse hace poco más de una década, y según el productor Malek Akkad, de entre las ideas que se han ido barajando durante todos estos años, la que más le seduce implica a The Shape y a otros personajes de la saga. Akkad ha afirmado que le gustaría ver este asunto convertido en realidad, pero, prudente, también ha matizado que por ahora sólo ha habido conversaciones al respecto. Así que a saber. En caso de que esta posible serie reciba luz verde algún día, espero que sus responsables sean tan creativos como Rob Zombie, quien en sus dos entregas se atrevió a reimaginar el mito de Myers. Su versión del personaje es, en mi opinión, una cima sangrienta. ¿Volverá la franquicia a ofrecernos algo tan innovador? 
Este texto fue publicado en el número 397 (enero 2019) de Imágenes de Actualidad.

Etiquetas: , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal