domingo, octubre 10, 2004

Nada en la cara


Al despertar me siento vacío y ahogado, estúpido, perdido. La sensación dura prácticamente todo el día, sin tregua, y no parece existir nada que acuda a mitigar este estado de ánimo que me convierte en un perfecto inútil, incapaz de nada productivo. Por mi expresión de confusión perpetua no doy aspecto de ser capaz siquiera de unos segundos de lucidez, lo que me obliga a recomponerla continuamente en un intento de no dar una triste imagen de deficiencia mental avanzada. Nadie debe lograr ver más allá de la apariencia.
Posted by Hello

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

No sé si lo verás, no me manejo muy bien en éstos sites...
Pero bueno...

Tu, aún te sientes así?

Escríbeme alguna vez, que estés bien.. ;-) Besos, MIRIAM.

5:06 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal