domingo, octubre 10, 2004

Monstruos en la coctelera


Parece que Hollywood, no contento con los excelentes resultados de las múltiples secuelas que estrena cada año, ha encontrado en el cruce de franquicias un nuevo filón de oro a explotar, obteniendo una respuesta más que favorable por parte de un público ávido de espectáculo descerebrado. Ese sano delirio titulado Freddy Vs Jasón funcionó tan bien que ya se está pensando en una secuela de tan antológico duelo de monstruos. A la pareja de figuras se uniría ahora el mítico Ash, personaje de culto y protagonista absoluto de la saga Evil Dead, de Sam Raimi, quien nada hoy en la abundancia que series de televisión y éxitos cinematográficos como las dos entregas de Spider-Man le han proporcionado. Por lo que a mí respecta Ash es un personaje capaz de seguir su singladura por libre sin necesidad de participar en party monsters para iconos del género, pero de acabar finalmente en una de esas movidas salvajes pasaré por taquilla como uno más, dispuesto a desconectarme del mundo exterior, que es de lo que se trata, sin esperar obras de arte. Alien vs Predator será el siguiente híbrido de series en llegar a nuestras pantallas, y nadie debería sorprenderse de lo delirante del argumento si echa un vistazo atrás para revisitar ese divertimento desprejuiciado y tan digno que fue Alien Resurrection. Los más de 79 millones de dólares que ha logrado en la taquilla americana no sólo le auguran una recaudación final a nivel global excelente sino que abren las puertas de par en par a próximos productos de características similares, y si pensamos en la cantidad de posibilidades que ofrece reunir a personajes emblemáticos de siempre en una misma película, sólo podemos denominar de negocio redondo esta fórmula para ganar mucha pasta que no se inventó ayer. Queremos más.
Posted by Hello

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal