viernes, mayo 29, 2015

Joker. Leto. Damaged...

En serio, ignoro qué estará haciendo exactamente el director David Ayer con Suicide Squad (2016), adaptación a la pantalla del cómic homónimo de DC, pero reconozco que el abundante material gráfico filtrado desde su rodaje ha logrado generar mi curiosidad por el proyecto y también mi confianza en la que a buen seguro será una de sus principales bazas: la más reciente versión del Joker, quien en esta ocasión contará con la sonrisa de Jared Leto, artista que mucho antes de su Oscar por Dallas Buyers Club (Jean-Marc Vallée) ya nos había cautivado con otras sorpresas interpretativas, como su transformación en Mark David Chapman, asesino de Lennon, en Chapter 27 (J.P. Schaefer, 2007), o su yonki en la durísima Requiem for a Dream (Darren Aronofsky, 2000).
Cierto es que la primera fotografía oficial del actor/cantante caracterizado como némesis de Batman provocó, salvo casos aislados, el rechazo inicial del siempre exigente fandom, pero es justo decir que ahora, ante la cornucopia de imágenes del célebre supervillano que van llegando desde el set de Suicide Squad, algunos hemos recapacitado para a continuación asentir con un gesto de indudable aprobación. Sí, amigos, a falta de ver el trabajo íntegro de Leto en pantalla, podemos afirmar que lo que estamos viendo de su Joker resulta cuando menos prometedor, que ya es más de lo esperado tras su polémica presentación en sociedad. Personalmente incluso han empezado a importarme menos los detalles que le han añadido al look del personaje, como la innecesaria profusión de tatuajes, especialmente ese damaged que corona su frente, o esas fundas dentales metalizadas que, pensándolo bien, no están exentas de lógica en un mundo en el que, sí, puede que el hombre murciélago se limite a devolverte con vida una y otra vez a tu celda en el Asilo Arkham para criminales dementes, aunque eso no es obstáculo para que antes haya echado abajo tu bonita dentadura a puñetazos. 
Respecto al atormentado vigilante de Gotham, actualmente en manos de Ben Affleck, sabíamos que iba a estar presente de algún modo en Suicide Squad, pero las imágenes y vídeos robados durante la filmación parecen indicar que su participación final podría ir más allá del simple cameo, o al menos eso es lo que podemos inferir si tenemos en cuenta que el batmóvil ya ha estado implicado en al menos una de las persecuciones del film, mientras que su propietario ha sido visto haciendo de las suyas sobre uno de los deportivos que el Joker conduce. Ahí va la prueba: 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal